El proyecto CALIFA, un sondeo de galaxias desarrollado desde el Observatorio de Calar Alto, ya ha observado más de la mitad de la muestra de seiscientas galaxias y se completará en los próximos meses.

¿Cómo se forman y evolucionan las galaxias? Los sondeos galácticos buscan ofrecer una respuesta a través de dos técnicas: la imagen (fotometría), que aporta información detallada sobre la estructura de la galaxia, o la espectroscopía, que permite comprender los procesos físicos que tienen lugar en ella pero sin acotarlos a regiones específicas. La espectroscopía de campo integral (o IFS, de su nombre en inglés) permite aunar lo mejor de ambos métodos. Y el sondeo CALIFA (Calar Alto Legacy Integral Field Area survey), desarrollado desde el telescopio de 3,5 metros del observatorio de Calar Alto, emplea esta técnica con seiscientas galaxias del universo local. CALIFA obtiene unos mil espectros por galaxia, lo que le permite conocer las propiedades físicas a lo largo de toda su estructura y, a partir de esos datos, derivar los trece mil millones de años de historia de cada galaxia y buscar patrones comunes.

La primera emisión pública de datos de CALIFA, con información de cien galaxias, tuvo lugar en octubre de 2012, y el próximo mes de junio se completarán las observaciones.

La imagen adjunta muestra un ejemplo de la cantidad de información que los datos de CALIFA  permiten extraer de las galaxias. El sondeo permite estudiar las propiedades del gas y de las estrellas, como su edad, movimientos, masa o la cantidad de metales -elementos más pesados que el hidrógeno y el helio- que presentan.

Contacto:
Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC)

Unidad de Divulgación y Comunicación
Silbia López de Lacalle – sll[arroba]iaa.es – 958230532
http://www.iaa.es
http://www-divulgacion.iaa.es