Sevilla es este año una de las provincias protagonistas de esta Semana de la Ciencia de Andalucía, proyecto que organiza la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades y coordina la Fundación y que cumple 20 años adaptada a la actual crisis sanitaria. Hasta el próximo día 15, combina talleres, charlas, visitas virtuales y otras propuestas con un marcado carácter ameno y didáctico para acercar la ciencia a la sociedad.

El investigador Guillermo López comparte su experiencia investigadora con jóvenes de secundaria y bachillerato en un Café con Ciencia virtual sobre la COVID19.

La Semana de la Ciencia de Andalucía suma en Sevilla un programa de 78 propuestas organizadas por 26 instituciones que acercarán la investigación de la provincia a casi 10.000 personas. El menú para despertar vocaciones científicas y mostrar las líneas de trabajo de sus laboratorios mezcla la fórmula del Café con Ciencia con exposiciones, talleres o paseos virtuales.

El programa de esta quincena divulgativa ha servido desde el pasado 3 de noviembre tazas de Café con Ciencia para acabar con los discursos encorsetados y las batas de laboratorio y presentar el día a día de investigadores. Con este formato, la Universidad de Sevilla charló de manera virtual este martes sobre las patologías que pueden afectar a los ojos, los avances para tratar el cáncer o el plan B para salvar un planeta que no tienes segundos planes.

Desde las Humanidades, sus investigadores explicaron para qué sirve conocer la documentación manuscrita antigua y su lenguaje o las oportunidades de aprender de uno mismo y tomar conciencia de lo que cada quien puede hacer por la sociedad, los avances del sílex al láser, o la historia del arte analizada de lo local a lo global. Desde su Instituto de Matemáticas (IMUS), sus investigadores han enseñado a contar hasta el infinito y más allá, han demostrado que saber de cuentas ayuda a resolver problemas reales o que esta materia es esencial para construir la suela de un zapato o una nave aeroespacial, entre otras muchas funciones.

La Universidad Pablo Olavide también ha propuesto su menú cafetero y desde este miércoles ofrece charlas, en el mismo formato virtual y divulgativo, para buscar a esas filósofas que compartieron era con Platón, Descartes o Nietzsche pero que no se estudian en clase o presentar cómo era el día a día en una ciudad romana. Estos Café con Ciencia también abordan el sistema inmunológico y los diferentes niveles de gravedad de la covid, el cambio climático analizado desde la perspectiva de las aves, las reglas fiscales y como evitar que derrochen con nuestro dinero o la realidad virtual para insectos.

Las dos universidades no han sido las únicas en  tomarse un café con alumnos de ESO y Bachiller para presentar sus líneas de trabajo, ya que este mismo formato lo han utilizado también el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis, para hablar del futuro de las microalgas; el de Investigaciones Químicas, que ha analizado la “ecología” de los elementos; el Instituto de Ciencia de los Materiales, que ha demostrado que lo nano es muy grande, o el cicCartuja, que se estrenó en el arranque de esta Semana de la Ciencia con tres charlas muy “verdes”.

Además de estas propuestas de los centros de investigación sevillanos, el Biobanco del Sistema Sanitario Público de Andalucía ha explicado en una charla todo sobre el cáncer para aclarar siempre de una manera sencilla qué es, cómo surge, cómo prevenirlo y las líneas de trabajo para curarlo, con una atención especial al cáncer juvenil e infantil. Este encuentro virtual incluye además un apartado especial para subrayar la importancia de donar muestras biológicas que permitan avanzar en esa investigación.

Un año más, el Acuario de Sevilla se ha sumado a esta XX edición de la Semana de la Ciencia con un programa de actividades en el que destaca una charla online para analizar a uno de los seres más misteriosos del mar, la medusa, un encuentro para todo los públicos en el que, hasta el próximo 15 de noviembre, el centro explica su ciclo reproductivo.

Como todo suma, el IMUS ha organizado una exposición de enaras sobre figuras destacadas de las esta materia pero desconocidas para el gran público, una muestra que dedica especial atención a mujeres matemáticas. Además, y con un solo clic en Youtube, la Semana de la Ciencia acerca esa Sevilla realista y alejada de tópicos y recuerda la imagen tradicionalmente reflejada en el cine como un espacio pintoresco y romantizado. Este seminario analiza, a través de cuatro píldoras audiovisuales, la imagen de la capital hispalense en el cine reciente.

Quienes busquen un poco más de actividad después del paseo cinematográfico tienen la propuesta perfecta en la ‘Escape Room’ diseñada por la Facultad de Física de la Universidad de Sevilla. Se trata de una actividad que busca potenciar el interés por la Ciencia e Ingeniería de Materiales a través acercando los fundamentos de esta ciencia desde retos y siempre de manera lúdica.

La Semana de la Ciencia de Andalucía ha programado este año 374 propuestas, iniciativas preparadas por 123 instituciones de las ocho provincias que se han adaptado a un formato virtual por el contexto sanitario sin renunciar a su alto nivel de calidad.